Niños vs niñas: estrategias de enseñanza

Un entorno de aprendizaje mixto puede tener muchos beneficios. Pero algunas estrategias de enseñanza pueden no aplicarse bien a ambos sexos. La forma en que funciona el cerebro de los niños y las niñas es diferente. Aquí hay algunas formas de hacer que los niños aprendan que difieren de las niñas.


Mantenga a los niños activos

Los niños a menudo se inquietan más en el aula que las niñas, balanceándose en su silla o haciendo garabatos con un lápiz y papel. Muy a menudo, esto no es por desafío, es simplemente porque los niños sienten la necesidad de mantenerse más activos. Es por esta razón que el aprendizaje práctico a menudo puede ser más beneficioso que tener que leer o recibir un dictado (las niñas, naturalmente, se centran más en las palabras y, por lo tanto, pueden beneficiarse más de estas estrategias).


Hay muchos juegos al aire libre que pueden animar a los niños a aprender. Sin embargo, también existen muchas estrategias más adecuadas para interiores. Los videojuegos educativos han despegado y, a menudo, pueden ser una gran herramienta de motivación (incluso se pueden reservar como un regalo). Mientras tanto, los juegos de artes y manualidades pueden ser excelentes para que los niños estén ocupados.


Dar razonamiento con crítica

Generalmente, a los niños les resultará difícil aceptar las críticas si no hay suficiente razonamiento detrás de ellas. No se les puede decir simplemente que algo está mal, necesitan saber por qué está mal. Las niñas pueden confiar más en el juicio del maestro; si continúan haciéndolo mal, puede que sea por desafío. Los niños pueden seguir cometiendo un error una y otra vez porque no se les ha explicado a fondo por qué está mal.


Fomentar la competencia sana

Los chicos son naturalmente mucho más competitivos. Cuando se trata de desempeñarse bien en clase, es posible que intenten competir con otros compañeros. Por el contrario, las niñas tienen muchas más probabilidades de tener éxito para que los padres y maestros se sientan orgullosos.


Si bien es bueno fomentar algo de competencia en la clase, esta debe ser una competencia sana que no haga que los que no están logrando buenos resultados se sientan inútiles o desarrollen desprecio por los que están los obtienen mejores. Competir en equipos puede ser una excelente manera de beneficiar tanto a los niños como a las niñas: los niños estarán motivados para superar a otros equipos, mientras que las niñas estarán motivadas para colaborar y demostrar su valía dentro del equipo.


No dejes que los grandes triunfadores se vuelvan conformistas

Cuando se trata de sacar buenas notas, los chicos pueden volverse más conformistas que las chicas. No es raro que las niñas obtengan una calificación de sobresaliente y aun así se desanimen por no lograr más, algo que puede ser frustrante para los maestros. Estas niñas de alto rendimiento deben ser alentadas continuamente incluso si les va bien. Mientras tanto, los niños tienen menos probabilidades de ser tan autocríticos si están obteniendo buenos resultados. Es posible que no necesiten los elogios adicionales que necesitan las niñas y esto podría hacer que se relajen. Esto es común entre los niños que obtienen una calificación de sobresaliente; muchos pueden estar felices de seguir obteniendo estas calificaciones a pesar de poder hacerlo mejor. Alentar positivamente a los niños a que son capaces de hacer aún más e inculcarles esto puede estimularlos a hacer un esfuerzo adicional.

Fuente: Building Boys.net. 29 de mayo de 2017. By BuildingBoys Contributor

Foto: Buildingboys.net

Traducción: Be.Different

¿QUIERES ESTAR AL DÍA?

Recibe novedades mensuales de Be.Different

  • Negro del icono de YouTube
  • Twitter
  • Instagram

© Be.Different 2020