La educación diferenciada vence a los estereotipos

Actualizado: jun 14

Rendimiento académico y escolarización diferenciada: evidencia de un experimento natural en Suiza.


Las alumnas de centros diferenciados llegaron a obtener un nivel en matemáticas de un 7-10% superior al de sus equivalentes en colegios mixtos.


Hipótesis de partida


Las alumnas en las clases exclusivamente femeninas experimentan menos amenazas de estereotipos y obtienen mejores resultados en sus calificaciones de matemáticas que sus compañeras en las clases mixtas, sin diferencias en sus calificaciones de idioma.


La brecha de género en el rendimiento académico podría explicarse en parte por la amenaza del estereotipo, o la ansiedad o preocupación que sienten los individuos de una determinada identidad (por ejemplo, una mujer) cuando corren el riesgo de confirmar estereotipos negativos sobre esa identidad (por ejemplo, la habilidad matemática inferior de las mujeres). Aquí, se sugiere que tener estudiantes varones en el aula podría generar estereotipos basados ​​en el género para las estudiantes, lo que conduciría a un peor desempeño en materias consideradas «masculinas» como las matemáticas. Sin embargo, se plantea la hipótesis de que no habría diferencia en el rendimiento en asignaturas no típicamente «masculinas», como la lengua.

Se ha sugerido que las aulas de un solo sexo en estas materias consideradas «masculinas» pueden ser ventajosas para las estudiantes. Si la escolarización diferenciada reduce la amenaza de los estereotipos específicos de género, se plantea la hipótesis de que las niñas de las clases de un solo sexo obtendrían mejores resultados en matemáticas que las niñas de las clases mixtas. Los investigadores aprovechan un experimento natural* debido a la asignación aleatoria de estudiantes femeninas por parte de la administración de una escuela secundaria suiza a clases mixtas o exclusivamente para mujeres, para estudiar los efectos de la composición de género en el aula sobre el rendimiento académico de las estudiantes de secundaria. El rendimiento académico de los estudiantes se observa durante un período de tiempo de hasta cuatro años.


Resultados

La escolarización diferenciada por sexo mejoró el rendimiento de las estudiantes en matemáticas. Este efecto positivo fue particularmente grande para las estudiantes con alto rendimiento académico antes de ingresar a la escuela secundaria. La escolarización diferenciada también fortaleció la confianza en sí mismas de las estudiantes en sus habilidades matemáticas y aumentó sus posibilidades de atribuir estas habilidades a sus propios esfuerzos en lugar de a factores externos como el talento o la suerte.

  • En las clases de matemáticas, las diferenciadas tuvieron beneficios positivos para las estudiantes:

  • Las alumnas de las clases de un solo sexo obtuvieron mejores calificaciones en matemáticas que las alumnas de las clases mixtas, con un aumento de rendimiento promedio de aproximadamente un 7-10% dentro del rango en el que la mayoría de los alumnos obtienen puntuaciones.

  • La escolarización diferenciada beneficia a las alumnas independientemente de sus habilidades previas. Sin embargo, las estudiantes con capacidades académicas estimadas más altas se beneficiaron más que las compañeras menos talentosas con una puntuación un punto más alto en el examen de calificación de matemáticas asociado con un 45% más de una calificación en el aula de un solo sexo y solo el 31% de una calificación más en el aula mixta.

  • La escolarización diferenciada beneficia a las alumnas independientemente del sexo del profesor. Sin embargo, el efecto fue menor para las niñas en clases con maestras en comparación con los maestros.

  • Además, las estudiantes de las clases de un solo sexo evaluaron sus habilidades matemáticas de manera más positiva (promedio 2.382 vs 2.032 en una escala de 1 a 4) y fueron más propensas a atribuir su desempeño en matemáticas a sus propios esfuerzos que al talento o la suerte. (promedio 3.402 vs 3.051 en una escala de 1-4).


  • En las clases de idiomas, las diferenciadas no tuvieron efectos en las estudiantes:

  • Las alumnas de las clases de un solo sexo obtuvieron el mismo rendimiento que las alumnas de las clases mixtas.

  • El género de los docentes no influyó en el rendimiento de las alumnas ni en las clases de un solo sexo ni en las mixtas.

  • No hubo diferencias en cómo las estudiantes veían sus habilidades lingüísticas en clases mixtas o de un solo sexo.

En resumen, la escolarización diferenciada por sexo mejora el rendimiento de las alumnas en las clases de matemáticas pero no en las de idiomas, lo que sugiere que reducir la amenaza de los estereotipos basados ​​en el género tiene efectos reales sobre el rendimiento académico. Además, las estudiantes que demostraron una alta capacidad preexistente en el examen de ingreso fueron las que más se beneficiaron de las aulas de un solo sexo, lo que subraya la relación entre los efectos beneficiosos de la escolarización de niñas y la ausencia de amenazas de estereotipos específicos de género.

*Un experimento natural es un estudio empírico en el que las condiciones experimentales (es decir, las unidades que reciben tratamiento) se determinan por la naturaleza o por otros factores fuera del control de los experimentadores.


Fuente: Gender Action Portal

Foto: Multimedia de WiX. Estudiante femenina


Entradas Recientes

Ver todo