Es un error pedir el fin de las escuelas diferenciadas

La discriminación de género no se evaporará porque las niñas y los niños sean educados juntos


En plena ofensiva contra la educación diferenciada en Irlanda, Bárbara Ennis señala en The Irish Times que la imposición de escuela mixta, lejos de ser un medio para alcanzar la igualdad, va a suponer el regreso de la discriminación de las mujeres en educación.

¿Cuántas mujeres han sido proscritas en la historia? ¿Cuántos hombres siguen reclamando crédito por el trabajo realizado por las mujeres, particularmente en las disciplinas de la ciencia y las matemáticas?

Para encontrar la respuesta, todo lo que hay que hacer es hablar con las mujeres a las que les sucedió y continúa sucediendo. La historia ha triunfado sobre las historias de muchas mujeres y sus logros.

Esto también es cierto para la historia de la educación. Incluso la mirada más superficial a los anales de la educación de las mujeres revelará las barreras y el desprecio hacia aquellos que lucharon por la igualdad de derechos para las mujeres en la educación.

Trabajo en una escuela de un solo sexo que reconoce con orgullo el legado de las mujeres pioneras. Una que es cada vez más consciente de avanzar de manera progresiva. No debemos sucumbir a la amnesia sobre el pasado: negar a las mujeres la educación superior fue una poderosa forma de represión, al igual que el ataque actual contra las escuelas exclusivamente femeninas.

Es cierto que en Irlanda en 2022, las niñas tienen igualdad de acceso a la educación. Pero su derecho al mejor tipo de educación como mujeres está amenazado. La discriminación evidenciada hace más de 100 años está siendo fomentada nuevamente por los populistas que, hoy, libran una guerra contra las escuelas de un solo sexo.

Es curioso que a medida que los críticos apuntan a las escuelas de un solo sexo en Irlanda, las escuelas exclusivamente femeninas en Estados Unidos se han multiplicado por veinticinco en los últimos 10 años. Un estudio de UCLA de 2018 entre 6.000 estudiantes universitarias entrantes encontró que las graduadas de escuelas para niñas tenían más probabilidades de mostrar altos niveles de confianza en sí mismas sobre su capacidad científica, considerarse pensadoras críticas, obtener puntuaciones más altas en las medidas de los hábitos académicos de la mente y demostrar hábitos de estudio más fuertes.

Es vacuo argumentar que la discriminación de género se evaporará si las niñas y los niños son educados juntos. La discriminación acecha a nuestra sociedad.

 

Fuente: Artículo Populists are mistaken in calling for end of single-sex schools

Foto: Multimedia de Wix. Ajuste niñas

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo