top of page

Ser niño varón es una desventaja educativa

En la escuela, a los niños varones les va, en general, peor que a las niñas


«La situación de las mujeres en España, según todas las estadísticas de organismos internacionales, es de las mejores del mundo, sin que ello signifique que no pueda mejorar. En la actualidad, hay más mujeres en la universidad que hombres, el fracaso escolar es mayoritariamente masculino, al igual que el suicidio, y la presencia femenina se hace cada vez más evidente en profesiones como la medicina, la judicatura, la Administración del Estado o los niveles más altos de la política. Además, nuestra expectativa de vida supera en varios años a la de los hombres».


Este párrafo figura en el manifiesto de No Nacemos Víctimas, lanzado hace cinco años con motivo del Día de la Mujer. ¿Cómo les va, mientras tanto, a los niños varones?


Ser niño varón es una desventaja educativa

Richard V. Reeves, ex asesor del liberal Nick Clegg en el gobierno británico de Cameron, ha escrito uno de los libros del año en EE.UU., a la espera de su traducción al español: 'Of boys and men'. En él, este pensador que trabaja en el 'think tank' de la Brookings Institution, argumenta con datos como a los hombres y a los niños varones les va, en general, peor que al sexo femenino. En España, sin tanta notoriedad, hay autoras como María Calvo que llevan años ocupándose de este asunto.


En la actualidad, hay más mujeres en la universidad que hombres y el fracaso escolar es mayoritariamente masculino, al igual que el suicidio

Esta profesora de la universidad Carlos III le ha dedicado varios libros, como 'La masculinidad robada', y es pesimista respecto a la situación de los niños: «En contra de lo que infundadamente piensa la mayoría de la sociedad, como demuestran recientes estadísticas, son ellas las que arrasan desde el punto de vista académico. Lejos de aparecer tímidas y desmoralizadas, las niñas y jóvenes de hoy ensombrecen a los chicos. Consiguen mejores calificaciones. Tienen aspiraciones educativas más altas. Las mujeres son el sexo fuerte desde el punto de vista educativo.


Las cifras de fracaso escolar se nutren de varones y cada vez aumentan más. Desde 2017, seis de cada diez titulados en España son mujeres, representan el 57 por ciento de los titulados de máster y están a punto de sobrepasar a los varones en el mundo de los doctorados. También tienden a tener mejor nota media y a completar las carreras más rápido», explica María Calvo. A pesar de estos datos, las iniciativas públicas y privadas se centran en las niñas, en fomentar, por ejemplo, que haya más alumnas en los grados de tecnología y de ingeniería, de los pocos donde no tienen mucha presencia.


Fracaso escolar

Nadie se preocupa, sin embargo, por conseguir que haya más hombres que estudien para ser maestros de primaria. En los colegios, las mujeres llegan a ser más del 80 por ciento del total de los docentes, según estadísticas oficiales. De hecho, Reeves ha explicado en entrevistas sobre su libro la hipótesis de que esa mayoría de profesoras puede tener algo que ver con parte del fracaso escolar masculino, según diversos estudios de EE.UU. Puede ser correlación o causalidad, pero es innegable que, a inmensa mayoría de maestras, el rendimiento escolar de los niños cae.


Teresa Giménez Barbat, ex eurodiputada de UPyD, fundadora de Ciudadanos y una de las firmantes de No Nacemos Víctimas se encuentra precisamente enfrascada en un libro sobre el asunto: «No se quiere hablar de ello pero, en estos momentos, hombres y niños son la parte de la sociedad más discriminada. Si no se toman medidas muy pronto, vamos a un grave problema social».


«En estos momentos, hombres y niños son la parte de la sociedad más discriminada. Si no se toman medidas muy pronto, vamos a un grave problema social»

Igualdad

¿Qué pasa cuando existe una desigualdad que atañe a los niños? María Calvo explica que ya en 2011, el Consejo Escolar del Estado advirtió de la situación precaria de los varones en las escuelas. Y concluía: «Es sorprendente que este problema, de dominio público, no produzca alarma social ni reacción alguna en la comunidad educativa. En todos los ámbitos implicados, familiar, educativo y social, parece que se acepte con cierta resignación el hecho de que los chicos van peor en la escuela, como si se tratase de algo normal, lógico o sin remedio».


Es llamativo, además, que un sistema educativo, como es el nuestro, orientado a la equidad, capaz de detectar y compensar con eficacia, en muchos casos, las dificultades en el proceso de aprendizaje, no haya reaccionado ante una variable (el ser varón), que estadísticamente es, con claridad, predictora de dificultades escolares».


 

Fuente: Ser niño varón es una desventaja educativa, Berta González de Vega en ABC, 5 de marzo de 2023

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page