top of page

Marlborough School está en buenas manos

Como novena directora de escuela en la escuela femenina independiente más antigua del sur de California, Jennifer Ciccarelli está muy ocupada. La Escuela Marlborough de Hancock Park , originalmente llamada St. Margaret's School for Girls, fue fundada por Mary Caswell en 1889. Es el hogar educativo de 530 niñas y mujeres jóvenes en los grados siete a 12 y tiene un largo legado de ser un líder nacional en educación para niñas.


The Larchmont Chronicle se sentó con la directora de la escuela para hablar sobre su nuevo puesto, la cultura escolar posterior a la pandemia y sus esperanzas para Marlborough en los próximos años.


“Me emocionan mucho las nuevas oportunidades y aprender cosas nuevas”, dijo Ciccarelli, quien se hizo cargo de Marlborough el verano pasado. Ciccarelli nos dijo: “Soy una persona de 'sí'... [y] Marlborough fue un 'sí' fácil porque lo sabía desde hace mucho tiempo y, tan pronto como comencé a aprender más sobre la escuela , Me enamoré de eso."


Ciccarelli, que fue seleccionada entre más de 200 candidatos, compartió previamente su experiencia y entusiasmo por la educación de las niñas en varias escuelas de todo el país, incluida la Columbus School for Girls en Ohio, donde fue directora de la escuela desde 2014 antes de llegar a Marlborough.


Ventajas

Educadora de toda la vida, Ciccarelli promociona las ventajas de las escuelas de un solo sexo y nos dijo que los beneficios son enormes y claros en muchos niveles. “Mi teoría es que cuando tienes una educación centrada en las niñas, las niñas pueden desempeñar todos los roles posibles para los seres humanos. Por lo tanto, no se les dice lo que deben o no deben hacer. Son los líderes en todas partes.


Reciben el mensaje de que las niñas y las mujeres lideran. No reciben el mensaje de que deben callar sus voces, deben hacerse más pequeñas, deben retroceder, que es el mensaje que nuestra sociedad envía a las niñas. Y así, para las niñas en particular, la educación diferenciada es extremadamente valiosa y la investigación lo confirma”.


La directora de la escuela señala que las niñas que han crecido con esta educación sin restricciones tienen el hábito de vivir de esta manera. Cuando se gradúan, salen al mundo con la suposición de que esto continuará. Y, cuando “se topan con una narrativa contraria”, dijo Ciccarelli, “dicen, 'guau, guau, guau, ¿qué está pasando aquí?' Y usan su voz, hablan y lo arreglan”.


La directora de la escuela también es madre de una alumna, Perry, una nueva estudiante de séptimo grado en la escuela. “Cuando comencé a conocer a las chicas de Marlborough, pensé, 'Oh, esta es la escuela de Perry'. Porque son niñas a los que les encanta aprender, están profundamente comprometidas con lo que están haciendo, se preocupan apasionadamente por lo que les importa y eso es Perry de pe a pa”.


Ahora que se ha tomado un tiempo para escuchar, observar y hacer preguntas, Ciccarelli está empezando a pensar más en las metas. En particular, está pensando en la asociación con Los Ángeles y en cómo los estudiantes de Marlborough pueden aprovechar las increíbles habilidades que han aprendido y pensar en algunos de los problemas que existen en Los Ángeles y cómo ayudar a resolverlos, principalmente a través del trabajo sin fines de lucro y algunos de sus programas de investigación culminantes.


“También estoy pensando siempre en el acceso a una educación de Marlborough”. Ella cree en que las niñas realmente talentosas de Los Ángeles deben tener acceso a la escuela. Ciccarelli quiere asegurarse de que estas niñas conocen la escuela y pueden encontrar la manera de venir. “Marlborough ha trabajado duro para mantener la diversidad socioeconómica como parte de la escuela. Muchas de nuestras familias son de clase media, que uno asumiría que nunca podrían acceder a ninguna ayuda financiera. Pero sí acceden. Ofrecemos becas y asistencia financiera en todo el espectro financiero”.


La relación con el pueblo del que forma parte la escuela también es importante para Ciccarelli. Dos veces al año, la escuela tiene una reunión con los vecinos inmediatos, invitándolos a la escuela y brindándoles una actualización del estado de la escuela. Marlborough informa a los vecinos sobre todos los eventos en el campus, especialmente si los eventos van a afectar el aparcamiento. La escuela también es un lugar para las reuniones de la junta de la Asociación de Windsor Square, y la escuela pone a disposición sus instalaciones de otras maneras.


“Esperamos que nuestras estudiantes sean buenss vecinas. Cuando están aquí y en Larchmont Boulevard, representan a Marlborough todo el tiempo y esperamos que sean respetuosas. Las escuelas de niñas en general confían en que las alumnas hagan lo correcto… Y lo hacen”.


 

Fuente: extracto del artículo Marlborough School is in capable hands, 29 de diciembre de 2022

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page