top of page

Los niños necesitan la posibilidad de estudiar solo con otros niños

No cabe ninguna duda. Se ha hecho un trabajo fantástico para que las niñas tengan las mismas posibilidades educativas que los niños, y en esto las escuelas diferenciadas solo para niñas han tenido una importancia capital.


Cuidado. Ningún logro se consolida si no se está vigilante. Por eso y por otros muchos motivos, la educación diferenciada solo para niñas debe seguir siendo pieza fundamental de cualquier sistema educativo.


Ahora, los que deberían preocuparnos son los niños. Tampoco cabe ya ninguna duda de que los varones son, hoy día, los grandes perjudicados de la enseñanza general básica.


Frank Young advierte en The Spectator, de que la desaparición de algunas antiguas escuelas diferenciadas solo para niños no es algo que celebrar.


Según Young, hay aproximadamente 800 escuelas de un solo sexo en Inglaterra; pero la mayoría son para niñas. Eso es bueno para los padres que buscan una educación empoderadora para sus hijas; pero malo si tienes un hijo que se beneficiaría de una educación diferenciada.


Hay alrededor de 24.000 escuelas en Inglaterra. Si no se pueden pagar las tasas de una escuela privada, lo que le ocurre a la inmensa mayoría de las familias, las posibilidades de encontrar una escuela estatal para niños son escasas: solo 157 escuelas estatales ofrecen educación solo para niños. La diversidad y la libertad de elección están seriamente comprometidas.


Ser adolescente ya es bastante difícil sin el estrés adicional de la presencia del sexo opuesto.

Young opina que algunas escuelas diferenciadas para niños parecen haberse convencido a sí mismas de que los niños de alguna manera 'necesitan' a las niñas para civilizarlos (imagínense lo mismo dicho al revés), y que a los niños les va mejor con niñas, que trabajan más. Pero esto no está nada claro.


Un estudio académico realizado en 2003 dio como resultado que a los niños les fue mejor en un aula solo para niños cuando se controlaron otros factores, algo que el investigador afirmó que "contradecía directamente el mito educativo de que los hombres se desempeñaban mejor en las aulas si las mujeres estaban presentes".


Cuando los académicos se reunieron y observaron los datos de escolarización de un solo sexo, concluyeron que en realidad no tenía mucho impacto en los resultados de los exámenes. Es el lado social de la escuela donde esto marca la diferencia.


Ser adolescente ya es bastante difícil sin el estrés adicional de la presencia del sexo opuesto -dice Young-. A algunos chicos les irá bien con la supuesta cortesía de las chicas, pero, para otros, mezclarse con el otro sexo durante la adolescencia les hará la vida más difícil. Al final, los padres sabrán mejor, pero eso no tiene sentido sin la posibilidad de elegir.


No es necesario ser padre de un niño para comprender que los niños y las niñas están conectados de manera diferente. Una escuela que puede estructurar su educación solo para niños debería ser algo bienvenido, en lugar de combatido.


"Los niños no sienten que las escuelas los escuchen o que se tomen los problemas a los que se enfrentan con la suficiente seriedad. El énfasis debe estar en las escuelas para que cuiden más a los niños”, dijo Mark Brooks, cofundador de Men and Boys Coalition, al Times en una entrevista reciente. Tiene razón, y deberíamos empezar por proteger las escuelas que ofrecen educación solo a niños, antes de que sea demasiado tarde.

La escasez o inaccesibilidad de las escuelas solo para niños -concluye Young-, debería dejarnos preguntándonos dónde pueden aprender los niños a ser niños; un ambiente solo para ellos. Los padres deberían tener muchas más opciones en materia de educación, permitiéndoles decidir qué es lo mejor para su hijo o para su hija. Después de todo, lamentaremos la pérdida de las escuelas de niños una vez que desaparezcan.


 

Frank Young es director editorial del grupo de expertos Civitas.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page