top of page

Las escuelas de niñas tienen "una energía específica basada en la amistad, el apoyo y la risa".

La directora de la escuela privada para niñas más antigua de Londres ha lanzado una firme defensa de la educación diferenciada por sexos diciendo que las escuelas para niñas no son una “reliquia del pasado”.


Alex Hutchinson, directora de la James Allen’s Girls’ School, situada en el barrio londinense de Dulwich, manifestó que no era inevitable que todas las escuelas se volvieran completamente mixtas, en una entrevista de Ana Davis para el Evening Standart.


Hutchinson advirtió que el debate sobre la educación diferenciada corre el riesgo de convertirse en uno de "bien o mal", sin admitir matices y zonas grises, con pros y contras, que darían a las familias una pluralidad de opciones para decidir qué escuela es la más conveniente para sus hijos.


Estas declaraciones se producen después de que Westminster School anunciara que se está preparando para admitir niñas en grupos de todos los años por primera vez en sus más de 400 años de historia.


La Sra. Hutchinson decidió hablar después de la decisión de Westminster porque dijo que parte de la reacción fue "sorprendentemente dura, hechas con grandes generalizaciones, cuando se requiere un enfoque más matizado".


Advirtió que las personas que no están de acuerdo con la opinión de que las escuelas totalmente mixtas son una "conclusión inevitable", son vistas como de "mentalidad arcaica".


Por el contrario, la directora de JAGS dijo: “Soy más que consciente de los beneficios que puede traer la educación diferenciada. Las escuelas de niñas poseen una energía específica basada en la amistad, el apoyo y la risa. Las escuelas de niñas fomentan la falta de estereotipos y un sentido genuino de individualidad, donde las estudiantes se sienten tan cómodas levantando la mano en química como en el campo de hockey".


“Escuchamos el estribillo 'si no puedes verlo, no puedes serlo'. Bueno, en nuestras escuelas, el liderazgo femenino y el ejemplo a seguir van de la mano con la inclusión, la aspiración y la ambición. Definitivamente puedes verlo y serlo todos los días en una escuela de niñas”.


Las cifras del Consejo de Escuelas Independientes muestran que 13 de sus escuelas de un solo sexo se convirtieron en mixtas entre 2021 y 2022. Pero la Sra. Hutchinson señaló que durante el mismo período, dos escuelas mixtas se convirtieron en escuelas para niños y tres en escuelas para niñas. Ella dijo que era cierto que la cantidad de escuelas de un solo sexo ha disminuido en los últimos tiempos, pero dijo que no fue una caída dramática.


En esta línea, cabe recordar que los colegios de educación diferenciada son muy demandados en diferentes partes del mundo.


Para Hutchinson, el debate está viciado al querer enfrentar dos modelos, diferenciado y mixto, como si fueran excluyentes, cuando son perfectamente complementarios. "En última instancia, la única decisión en la que los padres deben centrarse es en lo que es más conveniente para su hijo”, concluyó.


Sus comentarios se producen cuando los directores de escuelas de un solo sexo están lidiando con cómo tratar la cuestión de los alumnos transgénero. Se espera que la nueva orientación del gobierno aclare que las escuelas de un solo sexo no se verán obligadas a admitir alumnos del sexo opuesto que se identifiquen como transgénero. El Girls' Day School Trust ya ha dicho que solo admitiría alumnos en función del sexo, en lugar del género.


Sobre esta cuestión, la fiscal general de Inglaterra, Suella Braverman, manifestó hace unos meses en declaraciones a The Times, que las escuelas no tienen que adaptarse a las demandas de los alumnos con confusión de género.



Comments


bottom of page