La ciencia recomienda enseñar a niños y niñas por separado

"En España es tabú la separación, cuando la ciencia debería obligar a esta separación, es algo lógico."


Francisco J. Rubia es neurólogo, catedrático emérito de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, autor, entre otros, de "El sexo del cerebro" (Temas de Hoy, 2007).


Defiende Rubia que, del mismo modo que en medicina el ideal es el tratamiento personalizado, en educación debería tenerse en cuenta que los niños y las niñas aprenden de modo diferente: "Los niños son mejores en resolución de problemas, en orientación en el espacio guiada por la visión o en acertar tirando a meta; y las niñas, en cálculo, en lenguaje, que es más fluido al tenerlo bilateralizado, y en manualidades...".


Rubia señala que sus afirmaciones están basadas en los estudios científicos del cerebro: "Está confirmado por todos los laboratorios y procede de nuestras diferencias ancestrales, como demostró la científica canadiense Doreen Kimura. Desde el punto de vista científico, la separación es deseable, porque sin ella lo más probable es que estemos perjudicando a ambos sexos."


Respecto al fin de la socialización, tan argumentado por los defensores de la escuela mixta, Rubia concluye que "la convivencia se puede mantener en otras tareas; pero no en la enseñanza y en el aprendizaje, porque tenemos predisposiciones distintas en un sexo y en el otro y hay que fomentar estas facultades de una manera distinta."

Foto: Principio de incertidumbre



¿QUIERES ESTAR AL DÍA?

Recibe novedades mensuales de Be.Different

  • Negro del icono de YouTube
  • Twitter
  • Instagram

© Be.Different 2020