top of page

Formando futuras líderes frente a los nuevos retos y la transformación digital

La Dra. Nicole Archard, directora de la escuela para niñas de Loreto College Marryatville, en el sur de Australia, es muy consciente de los nuevos desafíos que se encuentran las niñas de la Generación Alfa.


En un panorama digital en constante evolución y como apasionada líder de las escuelas de niñas, Archard está ayudando a dar forma a estrategias educativas innovadoras destinadas a cultivar la resiliencia y empoderar a las mujeres jóvenes frente al rápido cambio digital.


Desafíos digitales


El enfoque de la Dra. Archard sobre la educación para el bienestar de las niñas se alinea con los datos de una investigación australiana de McCrindle que destaca la mayor resiliencia que necesita la Generación Alfa al enfrentar un cambio significativo en la adolescencia, diferente a cualquier generación anterior. Como la primera generación nacida íntegramente en el siglo XXI, están preparadas para transformar nuestra sociedad con sus rasgos de inclusión, apertura y conciencia social. Más importante aún, la Generación Alfa tiene más probabilidades de encontrarse con desafíos digitales sin precedentes como el ciberacoso, los problemas de salud mental, la desinformación y la polarización.


“En un mundo marcado por un rápido avance tecnológico y conectividad global, la Generación Alfa requiere alfabetización digital y especialmente la capacidad de analizar críticamente textos digitales para ayudar a los niños y adolescentes a desarrollar resiliencia y, como resultado, resultados de bienestar. Al fomentar su capacidad para perseverar a través de los desafíos, les damos el poder para dejar su huella en el mundo”, afirma Archard.


Los profesores son fundamentales


Enfatiza el papel fundamental que desempeñan los docentes en la configuración de la autoestima y el bienestar digital de la Generación Alfa. Dado que las redes sociales ejercen una influencia significativa en la vida digital de los estudiantes, ella aboga por una educación que priorice la resiliencia y fomente una fuerte participación de los padres. Este enfoque, según Archard, dota a la Generación Alfa de las herramientas que necesita para afrontar los desafíos de las redes sociales de manera efectiva, desarrollar resiliencia y prosperar en el mundo real.


“Los educadores sientan las bases, enseñando a los niños pensamiento crítico y analítico, confianza en sí mismos y prácticas digitales éticas. Mientras tanto, los padres se llevan estas lecciones a casa, reforzando estos valores y guiando el compromiso digital práctico de sus hijos. Trabajando juntos, podemos proporcionar un entorno coherente y de apoyo, que permita a nuestros niños fomentar una mayor resiliencia y prosperar tanto académicamente como en su desarrollo personal”, asegura.


Papel indispensable de los padres


Basándose en su amplia experiencia en la educación de las niñas, la Dra. Archard destaca el papel indispensable que tienen los padres en la configuración del mundo digital de sus hijas y ofrece ideas prácticas que los padres pueden implementar para garantizar una experiencia en línea más segura. Insta a los padres a no depender únicamente de las restricciones de edad, sino a participar activamente en la comprensión de las plataformas de redes sociales que frecuentan sus hijas. En su opinión, la orientación de los padres es fundamental para crear un entorno digital protector para las niñas, una necesidad en una época en la que las interacciones en línea pueden afectar significativamente el bienestar mental, la autoestima y el autoconocimiento.


“El papel de los padres en la vida digital de nuestras jóvenes va más allá del simple seguimiento de su uso de las redes sociales. Los padres tienen la responsabilidad de cultivar una participación digital consciente en sus hijas, promover la autenticidad y fomentar un diálogo positivo en torno a la propia imagen. Estas acciones moldean no sólo las experiencias en línea de sus hijas, sino también su autoestima y resiliencia en un mundo que a menudo establece estándares poco realistas para las mujeres. Al guiar a nuestras niñas a distinguir el contenido real del manipulado, estamos dando forma a una generación de mujeres que pueden maximizar el potencial de la era digital sin dejar de ser conscientes de sus desafíos”.


Entorno educativo diferenciado


Estos conocimientos son un reflejo de la experiencia educativa de Nicole Archard en un entorno educativo diferenciado por sexo, que fomenta el desarrollo de la resiliencia, la concienciación sobre la salud mental y la alfabetización digital en el galardonado programa SEAD de Loreto College.


Diseñado con un enfoque específico de género, el Programa SEAD es exclusivo de Loreto College y está diseñado especialmente con una comprensión profunda de las necesidades y desafíos rápidamente cambiantes que enfrentan las niñas en la adolescencia. Al incorporar datos en tiempo real de una herramienta en línea, Student Pulse, el programa es ágil a la hora de responder a los problemas emergentes y en constante evolución de esta generación.


“Comprender los matices de las experiencias de nuestras niñas de la Generación Alfa en esta era digital es esencial para ayudarlas a prosperar. Nuestro programa SEAD específico de género, equipado con herramientas de monitoreo en tiempo real, garantiza que satisfagamos sus necesidades de manera efectiva, abordamos problemas emergentes y preparamos a nuestros estudiantes para navegar el futuro digital con confianza”, dice Achard.


Y continúa: “no sólo los estamos preparando para el éxito académico; estamos formando líderes compasivas, confiadas y resilientes para un futuro que sólo podemos imaginar. Es nuestra responsabilidad colectiva equipar a estas jóvenes con las habilidades y la mentalidad que necesitan para prosperar en un mundo tan complejo como lleno de posibilidades”.


 

Fuente: Building resilient future leaders in the face of digital transformation, en The Educator, 18 de septiembre de 2023

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page